Destacados

ver más
Proclamación de los abanderados y escoltasPOR Unidad Ecuador
027/09/2017

Este martes 26 de septiembre se realizó la proclamación de los abanderados y escoltas de la U. Educativa Particular Adventistas del Ecuador 2017-2018

Mes de la bibliaPOR Unidad Ecuador
Inauguración EGBPOR Colegio Ecuador
Año lectivo 2017POR Colegio Ecuador

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL

Lectura Bíblica: Deuteronomio 12

El lugar para adorar

1 “Las normas y mandatos que cuidaréis de poner por obra durante toda vuestra vida en la tierra que el Señor, el Dios de vuestros padres, os dará en posesión son estos: 2 “Destruir enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, en lo alto de los montes, en los collados y debajo de todo árbol frondoso. 3 “Derribar sus altares, quebrar sus imágenes, quemar sus postes idolátricos, destruir las esculturas de sus dioses y extirpar el nombre de ellos. 4 “No haréis así al Señor vuestro Dios, 5 “sino que solo en el lugar que él elija de todas vuestras tribus, para poner allí la morada de su nombre, ese buscaréis y allá iréis. (cap. 12:11, 14; 2 Crón. 7:12; Sal. 78:68) 6 “Allá llevaréis vuestros holocaustos y sacrificios, vuestros diezmos y ofrendas, vuestros votos y ofrendas voluntarias, y los primogénitos de vuestras vacas y ovejas. 7 “Y allí comeréis ante el Señor vuestro Dios, y os alegraréis con vuestras familias por todo lo que vuestras manos hayan ganado y por lo que el Señor vuestro Dios os haya bendecido. 8 “No haréis como hacemos aquí ahora, cada uno lo que bien le parece. 9 “Aún no habéis entrado en el reposo y en la herencia que el Señor vuestro Dios os da. 10 “Pero pasaréis el Jordán y habitaréis en la tierra que el Señor vuestro Dios os da en herencia. Y él os dará reposo de todos los enemigos que os rodean, y viviréis seguros. 11 “Y al lugar que el Señor vuestro Dios elija para morada de su nombre, allí llevaréis vuestros holocaustos y sacrificios, vuestros diezmos y ofrendas, y todo lo selecto de vuestros votos que hayáis prometido al Señor. 12 “Y os alegraréis ante el Señor vuestro Dios, con vuestros hijos e hijas, vuestros siervos y siervas, y con el levita que habita en vuestras poblaciones, ya que no tiene parte ni herencia con vosotros. 13 “Guárdate que no ofrezcas tus holocaustos en cualquier lugar que veas. (cap. 12:5) 14 “Solo en el lugar que el Señor elija en una de tus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos y todo lo que te mando.

Carne sin sangre

15 “Con todo, podrás matar y comer carne en tus poblaciones cuando lo desees, según te haya bendecido el Señor tu Dios. Tanto el limpio como el impuro podrán comerla, como si se tratara de gacela o de ciervo. 16 “Pero no comas sangre. Sobre la tierra la derramarás como agua. 17 “No comerás en tus poblaciones el diezmo de tu trigo, de tu vino, ni de tu aceite, ni las primicias de tus vacas y ovejas, ni los votos que prometas, ni tus ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos; 18 “sino que ante el Señor tu Dios lo comerás, en el lugar que él haya elegido; tú, con tu hijo y tu hija, tu siervo y tu sierva, y el levita que vive en tus poblaciones. Y te alegrarás ante el Señor tu Dios por el éxito de tu trabajo. 19 “Cuídate de no desamparar al levita mientras vivas en la tierra. 20 “Cuando el Señor tu Dios ensanche tu territorio, como te lo prometió, y digas: ‘Siento deseo de comer carne’, podrás comerla. 21 “Si el lugar elegido por el Señor tu Dios para poner su nombre estuviere lejos, ­podrás matar vacas y ovejas que el Señor te hubiere dado, como te prescribí, y comer su carne según tu deseo. 22 “Comerás su carne como si se tratara de gacela o de ciervo. El limpio y el que no estuviera limpio la podrán comer. 23 “Asegúrate de no comer sangre, porque la sangre es la vida. No comas la vida con la carne. 24 “No la comerás, en tierra la derramarás como agua. 25 “No la comas, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, cuando hagas lo recto a los ojos del Señor. 26 “Pero lo que hayas consagrado y tus votos, los llevarás al lugar que el Señor haya elegido; 27 “y ofrecerás la carne y la sangre de tus holocaustos sobre el altar del Señor tu Dios. La sangre de tus sacrificios será derramada sobre el altar del Señor tu Dios, y podrás comer la carne. 28 “Guarda y obedece todas estas leyes que te mando. Así, al hacer lo que es recto a los ojos del Señor tu Dios, te irá bien a ti y a tus hijos para siempre.

Contra la idolatría

29 “Cuando el Señor tu Dios haya destruido ante ti las naciones que vas a poseer, y las heredes y habites en su tierra, 30 “guárdate de no tropezar imitándolas, después que sean destruidas ante ti. No preguntes por sus dioses, ni digas: ‘Como esos pueblos servían a sus dioses, así haré yo también’. 31 “No procedas así con el Señor tu Dios, porque ellos hicieron a sus dioses todo lo que el Señor abomina, lo que él detesta, pues quemaban aun a sus hijos e hijas en honor de sus dioses. 32 “Cuidarás de hacer todo lo que te mando, sin añadir ni quitar nada”. (cap. 4:2; Apoc. 22:18)

Banners

Marzo de 2019

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
242526272812
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31123456